Abrazos

Me oirás cuando yo ya esté callada. Sentirás mi presencia mucho después de que ya me haya ido. Y quizá en la tarde, cuando salga a mi balcón, yo también piense en ti alguna vez. Cuando la noche, poco a poco avance con sus pasos silentes, espantará mi sueño una vez más. Y mi insomnio se juntará con el tuyo. Se abrazarán en un lugar remoto, tan remoto como el tiempo en el que éramos nosotros los que nos abrazábamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s