María

 

 

nina-bn

María es fuerte y silenciosa y juega en los charcos cuando llueve.
Se funde en la hierba fresca que crece en la primavera.

María alza la vista al cielo con los truenos en las tormentas,
levanta pesos con fuerza con su pequeño cuerpo de niña.

María corre por los caminos con su calzado pequeño y roto,
no tiene miedo María del dolor de sus heridas.

María se inventa historias y se las cuenta a los niños tristes,
con un corazón liviano sensible por las carencias.

María susurra al viento y roza suave las alas de las mariposas
que se posan confiadas en la palma de su mano.

María comparte su pan con los escuálidos gatos,
y los gorriones que se acercan a buscar lo cotidiano.

María pinta con tiza paisajes alegres sobre las piedras
que se borran con la lluvia y las nubes reticentes.

Observo a la niña María desde mi distancia lejana
y María me conmueve con su mirada clara,
con sus lágrimas guardadas que se vierten con el frio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s