Mujer de agua

Tus tejidos se diluyen al contacto de un calor diferente,
sin temperatura elevada, sin grados aumentados.
Tu transparencia no es visible
pero la opacidad tampoco es real ni tangible.
Derramas tus gotas con derroche a riesgo de vaciar veneros.
Riegas el terreno árido retirando el polvo de los caminos.
El viento del norte te levanta olas con turbulencias que te congelan,
te petrifican en piedra acuosa y se gasifican tus pensamientos,
como aves marinas que se alejan.
Eres mujer de agua, de agua triste y serena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s