Refugio

 

 

paisajeTu nombre pronto quedará en el olvido,
Tu grito de dolor nadie lo escuchará
Y nadie verá tu mirada perdida.
Tu angustia crece al mismo ritmo
En el que la indiferencia suplica extinguirse.
Tu imagen me araña y lacera,
De la misma forma que araña el alambre,
Del mismo modo que lacera el dolor del adiós.
He visto la arena en tus ojos,
Oigo bombas sonar en tus oídos,
Porque un hombre no es más que un hombre,
Porque un niño no es más que un niño,
Sé que no hay fronteras para padres valientes
Y sé que tu esperanza es mayor que tu miedo,
Que en mi corazón no hay muros
Y en mis manos tienes refugio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s