Tormenta

 

 

tormenta

El mes de Enero nos trajo la tormenta
y yo, que no creo en el destino
me rendí ante lo imposible.
He matado los fantasmas con furia serena
y te reto a decirme sólo dos palabras,
las más fáciles de pronunciar en nuestro idioma,
con un lenguaje sin signos pero con forma.
He preferido no recorrer caminos que me llamaban,
la decisión no ha sido ni tuya ni mía,
porque quizá solo un leve destello haya sido suficiente,
suficiente para frenar en seco y girar,
tú, que me conoces mejor que nadie
sabes que no sé hacerlo,
y sin embargo,
lo he hecho en un acto involuntario,
que no me dan miedo las tormentas
pero esta vez
me he vestido
con impermeable de acero.
Pueden resonar los truenos en tu mente,
tú no tengas miedo,
seré suave frente al rayo
y lo atraparé con valentía,
para que no pueda hacernos daño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s