Máscaras

mascar-bn

Crees que puedes esconderte tras esa máscara, pero a mí no me engañas. No necesito ver tu rostro para saber quién eres, me basta con oírte, me basta con sentirte.
Si piensas que con ocultarte puedes esconderte, realmente me has infravalorado y mucho más has infravalorado mi percepción. Percibo tu ilusión cuando hablas y la ausencia de ella cuando callas, percibo tu sensibilidad cuando escribes y también ese deje de ironía tan tuya, que me hace sonreír en cada doble sentido que percibo en tus frases. Puedo intuir tu dolor a pesar de tus sonrisas.

Yo también uso una máscara, pero diferente a la tuya, tú la usas en el rostro y yo en otro lugar más escondido.
Te propongo algo, ¿Y si nos desprendemos de las máscaras? ¿Y si nos miramos a los ojos y vemos un poco más allá de la mera forma? Más allá de las pupilas, más allá del color del iris y conseguimos vernos de verdad, y nos encontrarnos ambos en ese punto donde el alma y el corazón se asoman.
Mírame y dime, ¿Lo hacemos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s