Intangible

Súplica muda prendida en el pecho
como puñal sediento desgarrando
el sendero descubierto hacia el pozo oscuro.

Llanto invisible sobre melodías tristes
demandan segundos de necesaria lucidez
ante ciclones ocultos de universos nuevos.

Necesito para mi vista tus renglones,
para mis oídos tu voz,
para mi cordura tu presencia.
Intangible.

¿Dónde está el ruido de la conciencia?
Lo enmudeció el dolor y la rabia,
de morada quedó un vacío
con ardores venideros ya instalados,
clamando torrentes apaciguadores.

Tú, que me robaste el alma,
despliega tus hebras de acero,
átame y tira con fuerza.

Anuncios

2 respuestas a “Intangible

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s