Los abrazos vacíos

abrazos 2

Halos de suspiros se elevan,
como harija sobre el grano,
presentes, no calman,
ausentes, se escapan.

Un antojo del destino
como nudo marinero,
como leve piedra en la chinela
o pétalo en el corazón.

Un círculo de luz difusa,
como corona dentada,
azulada y picaresca,
recordando la ocasión.

Llanto mudo sobre abrazo congelado,
como una oquedad glacial,
y las manos frías, suspendidas,
vacías de carne, ni piel ni huesos.

Se intuyen las siluetas,
como fantasmas burlones,
ignorantes del momento,
tejiendo pausas y ritmos.

Ya no hay prisa ni mandato,
sólo inercia en el latido.
Incontrolado.

Anuncios

2 respuestas a “Los abrazos vacíos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s