Tócame

mujer dif

Llévame de la mano cuando me quiebre y dude.
No hay rumor en mi grito, es mi voz clara y potente,
mandato de un vuelo soñado.
Atrápame cuando me aleje, que la broza no me oculte
en un paisaje pintado en sepia.

Tócame donde más me duela,
en las heridas del alma, ésas que nadie ve,
excepto tú.
Dibuja salidas cuando esté perdida
en este laberinto oscuro para mi aliento,
pero no quites las piedras, ni sujetes la ventisca.
No tapes el sol con tu risa.

Tienes los dones y los deseos,
mientras los falsos humanos se nutren de polvo,
tú devoras ansia de templanza y fuego,
la conviertes en quimera de luz y verdad,
en el espejo inquebrantable en el que me quiero mirar.

Azul.

Ya fui fuente seca, la mano que no acaricia,
la pena que no suelta llanto.
Sálvame de la cáscara y la ceniza, de las plagas,
del corazón de los muertos,
y de los latidos ausentes.

 

Anuncios

4 respuestas a “Tócame

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s